Si tu me dices ven lo dejo todo… pero dime ven – Albert Espinosa

Albert Espinosa es un artista variopinto: actor, director de cine, guionista, novelista y quién sabe que más. Encontré este libro entre los best sellers de un aeropuerto y me llamó la atención su nombre, además de que poco y nada se habla de la trama en las solapas -solo se muestran elogios para con la obra-.

El libro cuenta la historia de Dani, un enano que dedica su vida a buscar niños desaparecidos. Bajo este hilo conductor nos adentramos en su universo, desde el quiebre con su pareja por las dificultades para concebir, hasta su infancia -donde se centra más de la mitad de las páginas-, con un Dani que se enfrenta al mundo odiando su condición de enanismo. Siendo tan solo un niño, vive dos experiencias con hombres mayores que lo marcan de por vida. La primera tiene relación con el señor Martin, a quien conoce a los diez años en un hospital donde le extirparían las amigdalas, y la segunda con George, a los trece años, camino a Capri, luego de escaparse de su hogar cuando su vida familiar pierde el norte con la muerte de sus padres. Ambos hombres ayudan a Dani en su proceso de crecimiento espiritual, incentivando su necesidad de ser diferente. Por esas cosas de la vida, un caso de desaparición lo obliga a regresar a Capri, donde no puede evitar reencontrarse con sus fantasmas de la infancia.

El libro fue una sorpresa si parto de la premisa que no sabía a lo que iba cuando comencé a leerlo. Espinosa juega con las coincidencias y la magia dentro de sus historias, quizás no con la misma gracia que Foenkinos en La delicadeza, pero si de una forma interesante, donde los personajes conmueven con sus costumbres y aficiones, aunque a veces los diálogos parecen exagerados o faltos de verosimilitud, lo que se perdona por ser una historia que transmite positivismo. Lo que no puedo dejar pasar es que el descenlace del caso de desaparición es, a mi parecer, flojo y falto de climax, aunque entiendo que no fuese el motivo de la novela, se le pudo haber sacado mayor provecho a aquella historia.

Si tu me dices ven lo dejo todo… pero dime ven, es un libro decente, pero nada del otro mundo. Saca varias sonrisas y tiene un par de diálogos y pensamientos que te hacen rumiar sobre nuestra actitud ante la vida y el destino. Habrá que estar atento a los siguientes pasos de Espinosa en las letras, quizás nos pueda sorprender.

CITAS DEL LIBRO:

  • Y es que hay veces en que una pareja arrastra tanto que ni el amor es suficiente.
  • Parar el mundo es decidir conscientemente que vas a salir de él para mejorarte y mejorarlo. Para poder moverte y moverlo mejor.
  • Perder a alguien sin haber llegado a conocerlo te produce una impotencia tremenda.
  • Perder puede ser gozoso, pues te hace entender mejor el valor de ganar.
  • Siempre he creído que las personas más importantes de nuestras vidas no las hemos conocido. Y como no existen, no nos preocupamos por si el coche las ha dejado tiradas, si se les ha muerto un ser querido, si están tristes o si les han abandonado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *